Esencia de un matrimonio fructífero

   

Un matrimonio sin una base espiritual estable es como un verano sin sol. Sabemos que está ahí, lo vivimos como experiencia vital, pero con el paso del tiempo sentimos cómo se apaga la luz que alimenta el deseo de ser vivido.

Gabriel Blanch Ríos, un ciudadano más.

¿Te ha gustado la publicación? Si tu estancia por aquí está satisfaciendo tus expectativas y crees que soy merecedor de un pequeño reconocimiento, puedes contribuir en mi bienestar invitándome a una botella de agua de litro y medio que beberé a tu salud mientras escriba contenido para ti. Sí, lo sé. Lo normal es invitar a café, a cerveza o a bebidas con gas, pero soy demasiado simple, jeje. Si te animas sólo tienes que pulsar sobre la botella de agua y seguir unos sencillos pasos. ¡Muchísimas gracias! :-)

Artículo escrito por Gabriel Blanch

Siento debilidad por el ser humano, amo la escritura y me gusta emprender proyectos. Consciente de la relación entre mis grandes pasiones, he decidido fusionarlas para transmitir ideas que enfaticen el sentido de nuestra existencia y caminemos juntos por los senderos de la felicidad.

Entradas relacionadas

  • No hay contenidos relacionados