1

La imaginación es lo único que nadie podrá arrebatarte jamás

   

imaginación

Si tenías una mínima duda de que la imaginación es lo único que nadie podrá arrebatarte jamás, ¿qué opinas de este hombre? En una situación límite donde, quizás, muchos de nosotros nos hubiésemos derrumbado y no tendríamos fuerzas para salir adelante, unos olvidan el pasado y proyectan su mente en el futuro para encontrar nuevas oportunidades. Otros, incluso, recurren al “humor” para desdramatizar su situación y canalizar la negatividad.

Cada persona actúa de una manera distinta ante una misma situación en función de la educación recibida, de su personalidad, del apoyo familiar y de amistades… Pero hay algo que debería estar prohibido en cualquier ser humano: rendirse.

Vía @Srta_MG

0

La postura define la expresión corporal

   

ilusionesdeuncuerpo11

Un estudio realizado por el antropólogo Albert Mehrabian demostró que las palabras tan sólo representan el 7% de la comunicación entre dos personas. Y, contrariamente a lo que muchos pensábamos, un 38% de la información se transmite mediante la voz y todos sus componentes (volumen, entonación, intensidad…) y un 55% a través del lenguaje corporal (gestos, posturas, mirada…).

Y parece que no le falta razón. La fotógrafa Gracie Hagen inmortalizó la imagen de mujeres con estructuras corporales muy distintas para demostrar que la postura define la expresión corporal y que ésta puede transmitir información acerca de nuestra autoestima, estado de ánimo y rasgos de nuestra personalidad.

Lo cierto es que desde pequeños nos educan para no decir palabras malsonantes y dirigirnos a otras personas con un vocabulario adecuado y respetuoso, pero ahora ya sabemos que éste es un rasgo significativamente menos importante que la voz o la expresión corporal en la comunicación (lo cual no implica, en absoluto, que debamos descuidarlo).

Página profesional de Gracie Hagen | www.graciehagen.com

0

“El Empleo”… ¿Realmente es esto lo que quieres?

   

El Empleo” es un excelente cortometraje realizado por Santiago “Bou” Grasso y Patricio Plaza que narra la historia de un hombre que acude a su puesto de trabajo habitual inmerso en una sociedad donde las personas son utilizadas como objetos.

Con altas dosis de humor negro y una mirada crítica despiadada, “El Empleo” nos invita a reflexionar sobre una realidad tan presente como enmascarada en las sociedades “modernas”. Y es que multitud de distracciones nos impulsan a tener una percepción distorsionada de nuestro entorno para sucumbir a determinadas directrices. ¿Realmente es esto lo que deseas?

PD: “El Empleo” ha superado los 100 premios. Se nota que su mensaje ha calado hondo :)

0

LuzuVlogs: “El recurso más importante que necesitas para hacer cualquier proyecto está en tu cabeza”

   

Todos soñamos con tener éxito. Todos deseamos triunfar en aquello que nos proponemos. Pero, ¿qué es el éxito? ¿Qué significa triunfar?

Hoy en día, se vende la idea de que éxito y triunfo son sinónimos de luchar por tener mucho dinero y, como bien dice Luzuvlogs, “todo el mundo quiere dinero. Eso no te hace especial”. Y, precisamente, es una de las principales ideas que convierten muchos sueños en frustración y desilusión.

¿Qué te hace realmente feliz? ¿Qué harías si tu decisión no estuviera condicionada por factores externos? Luzuvlogs afirma que “el recurso más importante que necesitas para hacer cualquier proyecto está en tu cabeza“. Y es cierto. Si miras a tu alrededor “verás mucha gente con trajes, con dinero y con trabajos estresantes. ¿Y crees que eso es éxito? Eso no es éxito…”

3

Solidaridad y ambivalencia entre padres e hijos

   

padre e hijoLa relación entre padres e hijos es uno de los vínculos más estrechos y duraderos que establecemos los humanos a lo largo de nuestra vida. En condiciones normales, se trata de una relación de amor altruista, confianza y apoyo (sentimientos que pueden no experimentarse con la misma intensidad en otro tipo de relaciones) no exenta de incluir sentimientos indeseados como el odio, la tensión y la ambivalencia (coexistencia de emociones o sentimientos opuestos, como el amor y el odio). Así lo ha concluido un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan (EE.UU.), encabezado por la Dra. kira Birditt, tras encuestar a padres y madres y a sus respectivos hijos e hijas (con edades comprendidas entre los 22 y los 49 años) de 158 familias (474 personas en total fueron encuestadas).

Las preguntas hacían referencia a la calidad de la relación entre padres e hijos y a los temas que generaban tensión (detallando el grado de intensidad). Una vez estudiadas y analizadas las respuestas, las conclusiones obtenidas fueron las siguientes:

- Las situaciones de tensión vienen dadas, generalmente, por aspectos relacionados con el estilo de vida de los hijos (dinero, salud, limpieza, salidas nocturnas, amistades…).

- La edad, la generación y el género de los hijos influyen en la aparición de conflictos.

- Los padres tienen más conflictos con sus hijas que con sus hijos.

- Tanto hijos como hijas discuten más con sus madres que con sus padres. La Dra. kira Birditt afirma que ocurre porque las madres, normalmente, tienen un contacto más íntimo y continuo con sus hijos e hijas y, por tanto, aumentan las probabilidades de que se generen sentimientos de ambivalencia.

- Tanto padres como madres sufren más que sus hijos o hijas cuando tienen problemas.

- Los padres y las madres, con el paso de los años, son más vulnerables, más dependientes y adoptan un carácter de difícil trato que podría contribuir en la aparición de sentimientos de ambivalencia.

- Cuando padres y madres discrepan de sus hijos e hijas suele darse una situación de poca solidaridad afectiva acompañada de un importante sentimiento de ambivalencia (todos quieren tener la razón y, a corto plazo, no hay intenciones de llegar a un acuerdo).

- Los hijos sufren más tensión por aspectos relacionados con la comunicación.

- Las hijas sufren más tensión cuando se sienten demasiado controladas.

- Los padres y las madres tratan de aproximarse a sus hijos e hijas para tener una relación más íntima. Sin embargo, los hijos y las hijas tienden a distanciarse de sus padres y madres y prestan más atención a sus amistades, compañeros de trabajo, pareja…

- La relación de padres y madres con sus hijas suele ser emocionalmente más intensa y cercana.

- La intensidad de la tensión suele ser mayor en madres e hijas y menor en padres e hijos. Esto ocurre porque las madres suelen tener un contacto más íntimo y continuo con sus hijos y las hijas suelen tener una relación emocionalmente más intensa con sus padres y madres.

- La intensidad de la tensión se reduce cuando los hijos y las hijas se independizan y son más autónomos.

- Las situaciones de tensión pueden cambiar la perspectiva que tiene un padre o una madre hacia su hijo o hija y viceversa, lo cual podría desencadenar en un problema de difícil resolución a medio o largo plazo. De hecho, se ha demostrado que experiencias negativas en la infancia pueden generar sentimientos de ambivalencia en edades adultas.

No obstante, el estudio presenta algunas limitaciones que permitirán realizar investigaciones futuras para que los resultados obtenidos representen a familias con problemas más graves (negligencia, abuso, trastornos psicológicos…), estudiar con más detalle las causas que pueden alterar la intensidad de la tensión, valorar la ambivalencia como la coexistencia de sentimientos positivos y negativos alternados (no sólo con sentimientos negativos) y tener presente que padres e hijos pueden no discutir ante una situación de tensión.

Fuente | popsci
Imagen | Leticia Ayuso

0

La historia del hombre acercándose al hombre

   

amorEsta es la historia del hombre acercándose al hombre. La historia de la gran ternura y del amor por todo aquello que, aunque queramos desterrar de nuestro pecho, allí nació y allí seguirá estando como nuestro primer juego, como los caramelos con pelusas en el fondo de nuestro bolsillo, como aquella cajita de fósforos con hormigas, botones y realidades futuras. Como aquella nariz estrechada contra el vidrio de la ventana de nuestro cuarto en las tardes de lluvia y, aún más atrás, como nuestro primer “mamá”.

La historia de la fuerza frágil, porque está hecha para aquellos que necesitan del abrazo, para aquel que a la vuelta de una esquina quiso saludar y la sonrisa resbaló de sus labios, cayendo en el horror de un ceño fruncido y sus manos no pudieron detener esta caída, porque estaban ocupadas tratando de parar a un ómnibus ligero. Es la historia del gesto olvidado hace mucho y que no se alcanza por temor a una lágrima que retornará con el oscuro invierno de la soledad. Pero no, todo eso habrá de olvidarse porque cerca mío estás vos.

Entre nosotros formaremos ese puente por el que pasaremos olvidando un reloj, el que nos determina ocho horas para esto, las otras ocho horas para lo otro… Allí estás, mi hermano, porque esta historia es un canto de amor. Porque el amor está en vos y el amor está aquí. Fin de una pesadilla porque sabemos de un sueño perdido, porque conocemos el placer de estrechar una mano tendida. Si el conocimiento de todo esto no nos permite sentir el deseo de encontrarnos, entonces sí que ni esta, ni ninguna otra historia seremos capaces de merecer.

Imagen | zuarte bolsas (Licencia Creative Commons).

0

La muerte nos hace humildes

   

Lo bueno de la muerte es que todos estamos obligados a ser humildes.

Gabriel Blanch Ríos, un ciudadano más.

0

¿Cómo sonreír?

   

La risa es un recurso excelente para expresar estados de ánimo positivos y favorecer las relaciones personales exitosas, pero también tiene múltiples efectos físicos en nuestro organismo: fortalece el sistema inmunitario (defensas del organismo), incrementa la oxigenación (llega más oxígeno a las células), relaja la musculatura, facilita la digestión, regula el sistema cardiovascular y ayuda a controlar la respiración.

Pero cuando más útil resulta es cuando la adversidad se hace presente, cuando nuestras emociones están quebrantadas y piden a gritos consuelo desinteresado. Y muchos os preguntaréis: ¿cómo sonreír? ¿Cómo expresar un sentimiento inexistente?

El Dr. Madan Kataria, fundador del yoga de la risa, nos demuestra que para sonreír únicamente necesitamos una voluntad férrea, confianza en nosotros mismos y un deseo imperioso de sonreír (con o sin motivo) para canalizar los problemas y tomar el control de la situación.

Sé que es difícil porque, en ocasiones, sólo tendrás ganas de llorar y te resultará imposible controlar la ansiedad. No sufras. Llorar también es muy beneficioso. No tienes la obligación de sonreír en todo momento, pero debes fijar un camino que motive tu recuperación  porque regocijarte continuamente en tu dolor no sanará tu espíritu.

¿Has realizado el ejercicio que propone el Dr. Madan Kataria? ¿Te ha dado buen resultado? Estoy seguro de que ahora mismo tienes una sonrisa en tu rostro de oreja a oreja ;-)

0

10 consejos para criar a niños felices

   

niño felizQuienes tienen el privilegio de ser padres saben lo complejo que es ejercer una paternidad responsable para darle a sus pequeños lo que necesitan. A menudo, se dice que “los niños no nacen con un manual de instrucciones” y el miedo y la incertidumbre se apoderan, sobre todo, de aquellos papás y mamás primerizos que no saben si serán capaces de estar a la altura de las circunstancias. Por eso, a continuación, os presento 10 consejos para criar a niños felices que os ayudarán a afrontar la situación con más confianza y seguridad en vosotros mismos:

1. Cada niño tiene necesidades individuales. Un estudio publicado en una revista de psicología infantil demostró que los niños cuyos padres ejercen su paternidad en función de las necesidades individuales de sus hijos muestran menos signos de depresión y ansiedad que los niños cuyos padres son más estrictos. La Dra. Liliana Lengua, profesora de psicología en la Universidad de Washington y coordinadora de la investigación, recomienda adecuar la intervención de los padres dependiendo de cómo el niño regule sus propias emociones.

2. No trates de ser un padre perfecto. Un estudio publicado en la revista “Personalidad y diferencias individuales” demostró que los padres que tratan de ejercer una paternidad perfecta, sin cometer errores, sufren más estrés y tienen menos confianza en sí mismos, lo cual puede influir negativamente en el desarrollo del niño. Además, los errores no son fracasos. Son lecciones que no podrás adquirir de otro modo.

3. No te desesperes cuando tu hijo sea adolescente. La adolescencia es una etapa difícil donde el niño empieza a vivir situaciones nuevas, tiene inquietudes, experimenta y muchos padres tienen la sensación de que la relación con sus hijos se deteriora. Algunos estudios sugieren que los niños que tienen una buena relación con sus padres son menos propensos a dejarse influir por sus amistades. No te desvincules emocionalmente de tu hijo, bríndale tu apoyo cuando te necesite e interésate por cómo se siente. Desesperarte por aspectos que se escapan de tu control sólo te hará sufrir innecesariamente.

4. Cuida el vínculo emocional que te une a tu hijo. Un estudio publicado en la revista “Desarrollo del niño” demostró que los niños que mantienen una buena relación con sus padres se sienten más reconfortados, toleran mejor los problemas ajenos a su entorno familiar y, cuando son adultos, tienen relaciones sociales (amorosas y amistosas) más exitosas. Dicho con otras palabras: el niño necesita tener un modelo paterno adecuado que favorezca su correcto desarrollo emocional y social.

5. Cuida tu salud mental. Los niños criados por padres que sufren depresión o estrés son más vulnerables y tienden a desarrollar trastornos psicológicos que interfieren negativamente en su desarrollo. No dudes en acudir a un profesional de la salud mental si crees que necesitas ayuda para canalizar tus problemas. Tu hijo y tú lo agradeceréis.

6. Alimenta el amor y la pasión hacia tu pareja. Un estudio publicado en la revista ” Desarrollo del niño” demostró que los bebés que nacen en el seno de un matrimonio deteriorado pueden sufrir alteraciones del sueño. Mantener el amor y la unidad de tu matrimonio cuando nazca el bebé es fundamental para favorecer su correcto desarrollo.

7. Ayuda a tu hijo para que sea independiente. Cuando tu hijo decida emanciparse, déjalo ir y bríndale herramientas que le permitan desenvolverse por sí solo. Los niños cuyos padres interfieren excesivamente en sus vidas son más ansiosos, tienen menos confianza en sí mismos y pueden tener dificultades para relacionarse con otras personas.

8. Potencia las emociones de tu hijo. Bríndale herramientas para que desarrolle la flexibilidad, la atención, el control sobre sus pensamientos y emociones, la bondad, la empatía (capacidad de ponerse en el lugar de otra persona para percibir lo que puede pensar y sentir) y aprenda a afrontar sus problemas encontrando soluciones óptimas. Es el mejor legado que puedes dejarle.

9. Sé positivo. Una pauta clásica de la autoayuda. Si tus emociones son negativas transmitirás esa energía negativa a tu hijo y, pasados unos años, podría desarrollar incapacidad para controlar sus emociones y agresividad. Por el contrario, si tus emociones son positivas, además de sentirte mucho mejor, estarás transmitiendo esa energía positiva a tu hijo y potenciarás sus emociones.

10. Bromea con tu hijo. Un estudio presentado en el “ESRC Festival de Ciencias Sociales” demostró que los niños cuyos padres bromean tienen relaciones sociales más exitosas, son más creativos y manejan mejor el estrés. Juega con tu hijo siempre que puedas. Viviréis situaciones que fortalecerán el vínculo emocional que os une.

¿Qué opinas? ¿Crees que estos consejos podrían ayudarte a criar a tu hijo? ¿Echas de menos algún consejo?

Fuente | livescience
Imagen | Marcelo César Augusto (Licencia Creative Commons)

0

Sociedad mundana y estéril, cosecha indeseada y decepcionante…

   

Vivimos en una sociedad mundana y estéril que valora las frutos y descuida el cultivo. Y si descuidamos el cultivo y proyectamos nuestra mente únicamente en los frutos, no es de extrañar que la cosecha resulte indeseada y decepcionante.

Gabriel Blanch Ríos, un ciudadano más.

Página 1 de 2412345678910...20...Última »